La neutralidad de la red en la UE

27 jun

Internet permite una gran libertad de acción tanto a los usuarios como a las empresas. Está más que claro que las nuevas reglas que ha impuesto internet han dejado muchas de las antiguas reglas del mundo físico fuera de juego.

No obstante, internet se está volviendo cada día que pasa más imprescindible para nuestro desenvolvimiento diario tanto a nivel económico como a nivel social. La idea de que internet debe mantenerse libre de interferencias por parte de las grandes multinacionales que quieren controlarlo no es nueva. Por ello, es necesaria una nueva reglamentación que explique y deje claro tanto a los usuarios como a las empresas la importancia de mantener internet libre y neutral, y no sólo eso, también debe establecer las normas de obligado cumplimiento que las empresas de telecomunicación deberán respetar. Una red neutral es fundamental para proteger el tejido innovador de Europa y la competencia en todos los sectores.

Sin una red neutral internet se convertirá en un lugar desnaturalizado, cuyos objetivos ya sólo servirán a las grandes empresas y en donde cualquier opinión podría ser censurada. No me gusta generalizar pero a veces es imposible no hacerlo, sin generalizaciones no habría periodismo ciudadano , ni opiniones, ni ensayos. En fin, internet debe de ser protegido si no queremos que las grandes multinacionales se apoderen de él y nos hagan pagar por cada cosa que hagamos. La UE lleva varios años de retraso en este asunto y van rezagados en comparación con USA. Veremos que pasa realmente con la nueva agenda digital y con los retos de futuro que nos quedan por afrontar pero este asunto de la neutralidad de la red es trascendental.

¿Qué es la neutralidad de la red?

Sobre el Periodismo moderno

28 may

Periodismo moderno | Periodismo objetivistaCreo que se podría afirmar que el periodismo moderno, muy parecido al periodismo real que nos encontramos hoy en día en los medios de comunicación tradicionales, fue creado a mediados del S. XIX. Curiosamente el surgimiento de este nuevo periodismo o periodismo objetivista coincide temporalmente con el surgimiento del positivismo, cuyo movimiento se constituyó como uno de los pilares de la cultura imperante de aquella época. Así, J. Choza, en su Manual de antropología filosófica situa al positivismo con una ecuación simple que bien podría servir para la elaboración de noticias de aquellos periodistas que defienden  el objetivismo puro y duro, algo objetivo y aséptico por encima de cualquier cosa. La ecuación de Choza dice así:

(científico=verdadero=objetivo=formalizado=racional)

Esta concepción de la realidad dio lugar a la primera y errática norma del periodismo, la objetividad aséptica desinformativa, pues es como si pareciese que  lo irracional es no utiliza el método científico. Concepción que polarizó el periodismo pero que acabó dando lugar a la gran diferenciación inicial, “entre los hechos y los juicios de valor debe haber separaciones, argumentaciones y constataciones. Esta distinción que se ha extendido desde las ciencias experimentales a otras materias más cercanas a las humanidades como pueden ser la antropología y el mismo periodismo, debe y puede hacerse en el propio texto, pues en última instancia el pensar  en torno a unos hechos genera juicios subjetivos pero que no dejan de ser racionales. Por ello, tal vez, se pueda decir que el célebre oforismo periodístico “los hechos son sagrados, las opiniones son libres”, no es más que la aceptación acrítica del que hacer periodístico. Algo que por otro lado resulta triste.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.